Los niños, son niños

¿Parece una frase sencilla verdad? Que digamos que los niños son niños ¿realmente es tan fácil? Pues no parece estar tan claro cuando observamos comportamientos que algunos adultos tienen con los más pequeños. Parece que se olvida que son niños, y a veces sin darnos cuenta, no les dejamos actuar como tales. Cuántas veces hemos escuchado “no hagas esto”, o “no toques” o “ese niño es torpe”.

Desde que nacemos, el niño comienza un proceso de aprendizaje que durará toda su vida y que será responsable de su desarrollo psicomotor, lingüístico, social y afectivo. El niño debe descubrir para poder aprender, y descubre por medio de la exploración, la imitación, la manipulación y la observación. Dejarle que toque aquello que le despierta interés y es nuevo para él es fundamental,  así como debemos ser nosotros quienes le facilitemos nuevos estímulos que despierten sus sentidos. Con las oportunas explicaciones y precauciones, debemos dejarles  tocar y manipular. También decirles NO,  y explicarles aquello que realmente es peligroso y no se debe tocar.

De la misma manera, debemos dejarles explorar los espacios y rincones de su alrededor. Esta exploración será una necesidad que el niño mostrará y desarrollará  cuanto mayor autonomía adquiera en el gateo y en sus primeros pasos. Como resultado de esta actividad exploratoria, característica de los niños y del proceso de aprendizaje, nos encontraremos también con el método de prueba y error que experimenta por primera vez el niño. La primera vez que intentan comer solos y se les cae la comida, o la primera vez que descubren cómo un juguete cae al suelo y lo repiten una vez tras otra,  o la primera vez que se visten solos y las mangas se vuelven rebeldes, o cuando lloran porque tienen hambre o sueño y el llanto es su manera de comunicarse.

En muchas ocasiones estos procesos provocan incomodidades a los padres, que no siempre saben diferenciar cuándo se trata de un capricho del niño, o de un proceso natural de aprendizaje, necesario e inevitable.

Los niños son niños. Y un concepto tan aparentemente sencillo como éste no debe enmascarar todos los aspectos que trae consigo ser niño.  Dejarles coger cosas, manipularlas, ver cada rincón, intentar y fallar, comunicarse de la manera que cada edad les permite, y jugar son su manera de aprender. No despreciemos sus esfuerzos ni limitemos su capacidad para descubrir y explorar por ellos mismos.

Dejemos que aprendan, que sean niños.

Acerca de Indi

Pedagoga y Educadora Social. Especialista en Educación Infantil, Pedagogía Familiar, Estimulación temprana y aprendizaje a través del juego.

Publicado el 9 octubre, 2011 en Educación y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: