Con mi bebé al agua

Con mi bebé al agua_pucherine

Con la vuelta al cole superada  y el otoño en marcha, muchos son los papás y mamás que se plantean qué actividades extraescolares eligen para sus hijos.  Y entre cada vez más opciones, muchos son los que escogen la natación.  Una actividad muy completa por la cantidad de beneficios que reporta, y cuya práctica en edades muy tempranas es recomendada por la Asociación Española de Pediatría.

Existen clases de natación especiales para bebés, donde las mamás o papás les acompañan durante toda la actividad y desde dentro del agua. Esta actividad recibe el nombre de matronatación. Aunque hay muchos métodos, para que tenga éxito ha de utilizar el juego y los juguetes como herramientas  para la estimulación y aprendizaje del niño.

Por medio de esta práctica se fomenta  la socialización del bebé, ya que todas las clases se realizan con otros niños y sus papás. Aprenden a compartir y guardar el turno. La existencia de un monitor por grupo exige que unos reciban primero la atención que otros, así como aprenden a compartir los juguetes. Estos son de todo el grupo y todos han de jugar con todos. De la misma manera que cuando un niño lleva a la clase un juguete propio, el resto de los niños aprenden que para coger ese juguete han de pedirlo y luego devolverlo a su dueño.

Esta interrelación es además un claro punto de partida para el aprendizaje propio de  estas edades, la imitación. Cosa que ven, cosa que repiten. Ya sea abrazar a otro bebé, llorar, reír, o extender la mano para tocar el agua que cae de la regadera.  Y esta capacidad de imitación, nos sirve a los mayores para fomentar en ellos la seguridad, independencia  y confianza.  Si el niño mete la cabeza en el agua y el papá se asusta, él automáticamente se va poner a llorar. Sin embargo, si el papá o mamá reacciona con una sonrisa y un tono de voz tranquilo, como si nada hubiera pasado, el niño responderá de la misma manera. Si nosotros le sujetamos en el agua con miedo, él se mostrará igual. Y si a pesar de ser nosotros quien le ayudamos y guiamos, le reforzamos con afecto cuando consigue hacer algo nuevo, fomentaremos el sentimiento de independencia y confianza.

 En estas edades tempranas, entendiendo el periodo entre los 6 y 24 meses, los reflejos innatos del lactante aún están presentes. En su estimulación se basarán los ejercicios y juegos de estas clases. Dicha estimulación de los movimientos involuntarios favorece el desarrollo psicomotor. Por ejemplo, cuando colocamos al bebé sobre un tamiz con juguetes para que  intente arrastrarse hasta ellos, estimulamos el reflejo de arrastre. De la misma manera pero con el tamiz inclinado fomentaremos el movimiento de trepa. Ambos estímulos nos servirán para ir trabajando  de cara al gateo.

Otro ejemplo es dejar  caer agua sobre la cara del bebé o soplarle en la zona nariz-boca para sumergirle ligeramente, y estimular el reflejo de apnea. Mediante el cual se cierra la glotis impidiendo que pase agua o aire. Así contribuimos al desarrollo del aparato respiratorio. Cuando los niños son sujetados en el agua de forma horizontal, ya sea boca abajo o boca arriba, seguramente habréis observado que empieza a patalear y aparentemente de forma rítmica. Este movimiento es el reflejo natatorio. Estimularlo desarrolla el tono muscular del pequeño, así como la coordinación. Ya que no es un movimiento simultáneo y que posteriormente habrá  de coordinar con el intento de coger algún juguete o salpicar con las manos mientras le desplazamos por la piscina. Sentirá además la capacidad de desplazamiento y las diferentes velocidades, siendo nosotros quien marcamos el ritmo en función de la comodidad y tranquilidad del bebé.

A modo de conclusión y tras mi experiencia, os animo a que compartáis esta enriquecedora experiencia con vuestro bebé. Además de favorecer su correcto desarrollo, aprendizaje y vuestra relación afectiva: ¡es una perfecta oportunidad para dedicarle tiempo a tu hijo y al juego!

Acerca de Indi

Pedagoga y Educadora Social. Especialista en Educación Infantil, Pedagogía Familiar, Estimulación temprana y aprendizaje a través del juego.

Publicado el 2 octubre, 2011 en Deporte, Juegos y juguetes y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: